Ha pasado un año desde que tuve en las manos nuestro primer imaginario. Desde entonces, hemos ampliado la colección con 3 mas, a cada cual más útil. Ideales para que los peques aprendan a leer usando imágenes, con el método global de lectura.

método global de lectura

¿En qué consiste el método global de lectura?

Es simple: Se trata de aprender a “leer” usando las imágenes. Los peques pueden ir asociando las imágenes a su palabra, y poco a poco ser capaces incluso de leer frases construidas con ellas.
Es la forma más fácil de aprender sin apenas esfuerzo.

Las ventajas de este método es que poco a poco, sin presionar ni obligar, los niños pueden aprender desde los 3 años, o al menos pueden ir familiarizándose con la lectura, las palabras y las letras.
Tras varias repeticiones verás que los peques son capaces de descifrar una palabra aunque no sepan leer.

¿Son tan buenos los imaginarios?

Nosotros tenemos uno muy completo con partes de la casa, del cuerpo humano, medios de transporte,colores etc… es decir, por temas. También tenemos uno de contrarios bilingüe que reseñamos en el otro blog, y dos temáticos: De animales y de medios de transporte. Y todos ellos son de gran utilidad para aprender a leer con imágenes.

  • Pueden aprender solos o con ayuda.
  • Las imágenes son llamativas y a color.
  • Los textos suelen ser de caligrafías simples para niños.
  • Están disponibles en varios idiomas.
  • Pueden aprender otro idioma con los imaginarios bilingües.
  • Son económicos y hay gran variedad.

imaginario de transportes

imaginario de animales

imaginario de animales

imaginario completo

Otra idea es hacer juegos a partir de los imaginarios. Por ejemplo podemos sacar tarjetas con figuras del libro y la palabra que la acompaña. Podemos aprovechar los imaginarios para sacar esas imágenes y palabras y jugar con las tarjetas y los libros a la vez.

  • Se puede hacer tarjetas con esas mismas imágenes, esparcirlas por el suelo y luego señalarla en el libro y pedirles que la busquen y nos digan qué es.
  • También podemos hacer dobles tarjetas para jugar al memory o a las parejas.
  • Otra opción es, si son más grandecitos, enseñarles una imagen del libro y pedirles que la dibujen ellos en papel.
  • Por último se me ocurre hacer tarjetas solo con las imágenes y que ellos escriban las palabras (Hablo ya de 4 años en adelante).

Opciones para jugar con estos libros hay muchas y variadas, lo que está claro es que son útiles y entretenidos.
Podéis encontrarlos en el primer enlace que os he puesto, desde imaginarios para bebés hasta imaginarios más complejos.

Anuncios